domingo, 8 de mayo de 2011

De mis posibles probelmas futuros

El otro día estaba leyendo en el blog de Fabricio y noté que mencionó algo sobre las capacidades narrativas de las personas y puse especial atención en un párrafo que decía, y cito textualmente:   

“Éste es el tiempo de la dramatización. No basta con decir una verdad. Hay que hacerla vívida, interesante, dramática. El cine lo hace; la televisión lo hace. Y usted también tendrá que hacerlo si quiere llamar la atención.
“[…] También funciona en la vida doméstica. Cuando el novio clásico le proponía matrimonio a su chica, ¿lo hacía con meras palabras? ¡Claro que no! Se ponía de rodillas. Eso significaba que hablaba en serio.”


Y me fue inevitable pesar; ¿Y cuando pida matrimonio yo? ¿Qué haré? Definitivamente no soy una de esas personas que se incarían, incarse representa humillarse, quedar a los pies de otra persona, aceptar ó mostrar inferioridad, y yo, aunque atraviese un periodo de depresión no creo que llegue a estar dispuesto a hacer eso, es más, creo que eso me provocaría una depresión además.

Gracias por crearme un trauma más, Fabricio.



1 comentario:

Fernando Manda dijo...

Bueno, si te buscas una que le gusten los madrazos...

Publicar un comentario

Si gustas, puedes dejar un comentario. Es gratis y no engorda