jueves, 16 de febrero de 2012

Dos en uno.

En vista de que mi vida de estudiante no me da para mucho he ideado un método de secado rápido con una lámpara chicharronera qué no sé muy bien cómo fue que terminé con una de esas en mi cuarto pero el caso es que es altamente efectiva y me ha sacado de más de un apuro, digo, con eso de que los refrigeradores ya son muy modernos y no secan igual cuando les cuelgas la ropa en la parrilla que tienen atrás.

Aquí es cuando me quejo con que en mis tiempos los refrigeradores secaban mejor.

Pues eso, que éste método es mi nueva manera favorita de secar mi ropa, además tiene un plus; cuando tengo ropa secando todo mi cuarto se ilumina del color de la ropa, no es la mejor manera de ambientar un sitio pero, a falta de velas aromáticas y de colores extravagantes, buenos son mi calzones rojos desgastados de toda la vida.

5 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

¿Calzones rojos? ¿WTF? ¡¡¡ROJOS!!! ¡¡¡MUERO!!!



:)

Danny dijo...

No sólo son rojos, también están desgastados, que no se te olvide eso.

Maldito Desgraciado dijo...

Como si vivieras en una discoteca de esas en las que ponían luces de colores... orale.

Fabricio Sans dijo...

jajajajjaj

Fabricio Sans dijo...

Muy astuto.

Publicar un comentario

Si gustas, puedes dejar un comentario. Es gratis y no engorda